squash positivoSiempre positivo, nunca negativo en la pista de squash

Con la resaca todavía del torneo que celebramos el pasado 15 de marzo en Rackets Madrid, estaba pensando hoy en una nueva clasificación de jugadores de squash, que podrían ser, según en antiguo entrenador de fútbol del FCBarcelona, Van Gal, "siempre negativo, nunca positivo", o el polo opuesto.

Entre medias, por supuesto, entrarían los niveles intermedios, que no son pocos. Y es que, cuántas veces, después de dar un mal golpe, pensamos en lo malo que ha sido en vez de buscar la solución.

Pensando en que lo mejor, inviable, sería un botón de reseteo de nuestro cerebro para empezar de nuevo cada vez que algo nos pareciese malo, vamos a buscar alguna solución sin tener que buscar caminos tan complicados.

Y es que, al final, todo se basa en calibrar fuerza y dirección de la bola. Es decir:

FUERZA: según el objetivo que tengamos para nuestro golpe (atacante, defensivo, delante o detrás de la pista), así deberemos calibrar nuestra fuerza. Pegar fuerte a la bola en toda circunstancia es igual de inefectivo que golpear siempre suavemente. Tenemos que pensar en la situación del contrario y lo que queremos (o debemos) hacer con él, para aplicar la fuerza a la bola para que vaya más o menos rápida o lenta. Y según esto, lanzar la bola más o menos alta en la pared frontal.

DIRECCIÓN: ¿cuántas veces cruzo la bola estando bajo presión? ¿Cuántas veces me cortan la bola desde la T, metiéndome más presión todavía? Lo primero que tengo que pensar es dónde le haría más daño a mi oponente; y una vez lo tengo claro, ¡a por ello! Pero ¿cómo puedo ser positivo si me sale mal el golpe. Pues muy sencillo: pensando en lo que tengo que hacer la próxima vez que tenga que mandar la bola al mismo sitio. Yo suelo decir a mis alumnos que sólo piensen "más, a la derecha, más a la izquierda, más arriba o más abajo". De esta forma, es fácil quitarnos de la cabeza lo negativo que regala puntos a nuestro adversario, convirtiéndonos en mejores y más duros jugadores.

Artículo original de Eduardo Palanca - vía minutodeporte.com

Conecta con Rackets Madrid

facebook rackets madridtwitter rackets madridlogoinstagram